Los nuevos robots resistentes tendrán como objetivo pensar y actuar de forma independiente en los lugares más peligrosos de la tierra.

Los nuevos robots resistentes tendrán como objetivo pensar y actuar de forma independiente en los lugares más peligrosos de la tierra.


27 de junio de 2022

(Noticias de Nanowerk) En la Universidad de Manchester, un ambicioso programa de I+D está desarrollando una nueva generación de robots inteligentes para ayudar al Reino Unido a mantener su liderazgo en tecnologías de automatización.

Estas nuevas máquinas de inteligencia artificial (IA) estarán diseñadas para pensar y actuar por sí mismas en algunos de los lugares más peligrosos y duros de la tierra, y más allá. Estos robots tienen el desafío de realizar trabajos que son demasiado peligrosos para los humanos,

Los sistemas de «robot caliente» se diseñaron originalmente para funcionar en entornos radiactivos que se encuentran en reactores nucleares fuera de servicio. Sin embargo, los roles futuros para este tipo de supermáquina incluyen el uso en energía de fusión nuclear, el sector de energía en alta mar, la agricultura e incluso el espacio.

Como parte de un ambicioso programa de I+D para mantener el liderazgo de Gran Bretaña en tecnologías robóticas, los expertos de Manchester están aplicando tecnologías de inteligencia artificial a la ‘robótica caliente’, ya que necesitan cada vez más operar independientemente de los operadores humanos cuando ingresan a una variedad de zonas peligrosas para llevar a cabo tareas altamente complejas. Tareas. Investigación de los efectos de flashover de un dron blindado en un laboratorio de alta tensión Hot Robotics: Investigación de los efectos de flashover de un dron blindado en el Laboratorio de Alto Voltaje de la Universidad de Manchester. (Imagen: Universidad de Manchester)

Un desafío clave en la industria nuclear es mejorar la autonomía robótica para que la tecnología se pueda utilizar para el desmantelamiento más seguro, rápido y económico de antiguas centrales eléctricas y otros activos radiactivos en sitios como Sellafield y Dounreay.

Para respaldar este desafío, se estableció en Cumbria Robotics and AI Collaboration (RAICo) como un programa de investigación conjunto entre la Universidad de Manchester, la Agencia de Energía Atómica del Reino Unido (UKAEA), Sellafield Ltd, la Autoridad de Desmantelamiento Nuclear y el Laboratorio Nuclear Nacional. . El objetivo es desarrollar soluciones robóticas y de inteligencia artificial avanzadas y escalarlas a sitios en todo el territorio de la Autoridad de Desmantelamiento Nuclear del Reino Unido.

Además de apoyar a la industria en el desmantelamiento nuclear, RAICo también proporcionará un proyecto piloto para el desarrollo y la aplicación de sistemas robóticos avanzados en otros sectores: un informe reciente estima que el tamaño total del mercado británico de sistemas robóticos autónomos alcanzará casi las 3,5 libras esterlinas. mil millones para 2030 se convierte en .

El compromiso académico con RAICo está liderado por el profesor Barry Lennox y su equipo en la Universidad de Manchester. Este grupo dirige el centro RAIN (Robótica e Inteligencia Artificial para la Energía Nuclear) y también forma parte del Centro de Robótica e IA de Manchester.

«La inclusión de la IA se debe a que el objetivo es desarrollar sistemas automatizados que puedan operar de manera mucho más eficiente que si fueran operados por humanos», explicó Barry Lennox.

“En RAICo estamos investigando cómo podemos mejorar el funcionamiento de los sistemas de inspección y manipulación remota. Estamos ayudando a Sellafield y a otros usuarios finales nucleares a desarrollar la próxima generación de dispositivos de control y gestión remotos para que puedan mejorar sus operaciones”.

El profesor Lennox explicó que Manchester es líder mundial en el diseño y desarrollo de sistemas autónomos mediante la aplicación de tecnologías de IA como el aprendizaje automático para mejorar significativamente los sistemas robóticos.

El grupo RAIN, liderado por Manchester, ha desarrollado su experiencia después de ser pionero en una gama de sistemas robóticos robustos que realizan trabajos en muchas de las centrales nucleares fuera de servicio del Reino Unido, trabajos que son demasiado peligrosos para los humanos.

El profesor Lennox explicó: “El prefijo ‘caliente’ se introdujo porque estábamos interesados ​​en usar los robots en entornos activos, pero ahora estamos tratando de expandir ‘caliente’ para referirnos a aplicaciones más generales, incluidos los sectores espacial, agrícola y en alta mar. Muchos de los desafíos son similares, aunque los robots pueden terminar luciendo un poco diferentes”.

Mejorar la capacidad de inteligencia artificial de estas máquinas es el próximo gran desafío para su equipo, agregó el profesor Lennox. «La IA trae consigo muchos problemas adicionales para asegurarse de que la IA esté haciendo lo que esperamos que haga y no cause daños ni ponga en peligro la seguridad de las personas».

Yendo más allá del desmantelamiento nuclear, el equipo RAIN liderado por Manchester también está estableciendo programas de trabajo conjuntos con la Agencia de Energía Atómica del Reino Unido para ayudarlos a desarrollar sistemas robóticos para reactores de fusión nuclear.

Rob Buckingham, director de la Agencia de Energía Atómica del Reino Unido y jefe de su Centro para aplicaciones remotas en entornos desafiantes (RACE, por sus siglas en inglés), dijo: “La robótica de próxima generación será fundamental para entregar energía de fusión y, con eso en mente, tenemos la intención de trabajar ampliamente con el mejor, como el grupo de investigación de robótica en Manchester.

«Trabajar con Manchester en el programa RAIN ha dado grandes frutos para ambas partes, así que hagamos más».

Por último, investigadores de Manchester han asesorado a los responsables de la toma de decisiones y a los líderes del sector energético del Reino Unido sobre el desarrollo seguro de sistemas robóticos y autónomos para trabajar en entornos hostiles.

Profesor Michael Fisher, Dra. Louise Dennis y el Dr. Matt Lucckuck describió recientemente recomendaciones en su libro blanco («Principios para el desarrollo y la garantía de sistemas autónomos para uso seguro en entornos peligrosos»; PDF) que piden más transparencia y una verificación más sencilla en los procesos de toma de decisiones de sistemas autónomos, especialmente para los sistemas utilizados en situaciones donde el bienestar humano está en riesgo.



Related post

Sí, los vehículos eléctricos son más ecológicos que los de gasolina

Sí, los vehículos eléctricos son más ecológicos que los…

Es razonable preguntarse cuáles son estas emisiones y cómo podrían reducirse. Desafortunadamente, sin embargo, el debate inteligente sobre el tema se…
Tesco está electrificando las entregas a más de 400 tiendas del centro de la ciudad en el Gran Londres

Tesco está electrificando las entregas a más de 400…

Tesco es el primer minorista en lanzar un camión eléctrico de cero emisiones para realizar entregas desde sus centros de distribución…
Las estrellas más brillantes en el cielo nocturno pueden despojar a los planetas del tamaño de Neptuno hasta sus núcleos rocosos.

Las estrellas más brillantes en el cielo nocturno pueden…

12 de agosto de 2022 (Noticias de Nanowerk) En los últimos 25 años, los astrónomos han encontrado miles de exoplanetas que…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.